10 julio2017

Kilowatt (kW) y kilowatt-hora (kWh)

En las tarifas industriales, a los clientes se les cobra por el consumo (energía que consume, kWh) y por la demanda máxima (potencia demandada en kW). Estos usuarios tienen medidores que miden tanto el consumo como la demanda, a diferencia de los usuarios residenciales a los que sólo se les mide y cobra la energía.

Por ejemplo, un foco de 100 Watts encendido durante 10 horas consume 1,000 Watt-horas. Durante el tiempo que está encendido necesita o “demanda” 100 Watts ó 0.1 kW de la compañía suministradora.  Esto quiere decir que el suministrador debe tener listo 0.1 kW de capacidad cada vez que el cliente enciende ese foco.

Si en lugar de este foco encendemos 10 focos de 100 Watts durante una hora, consumimos 1000 Watt-hora (1 kWh). En ambos casos estamos consumiendo 1 kWh, pero la segunda situación tiene un impacto diferente desde el punto de vista de la demanda. En el segundo caso, el suministrador debe tener 10 veces más capacidad lista en caso de que los 10 focos se enciendan al mismo tiempo.

Fuente: http://www.think-energy.net/KWvsKWH.htm

Si a estos dos usuarios se les cobrara únicamente el consumo, ambos pagarían lo mismo. En el segundo caso la compañía suministradora debe tener más capacidad para satisfacer la demanda del usuario, por lo que pagaría más por este concepto.